La elección de la especie de madera es, sobre todo, cuestión de gusto. Algunas personas prefieren maderas claras, doradas; otras las prefieren oscuras, de tonos exóticos. Considere el efecto de conjunto que desea conseguir. Los contrastes a menudo resultan bien y los suelos oscuros son agradables con paredes claras y viceversa. Si lo desea, contacte con un profesional instalador de suelos de madera. Tenga en cuenta también la función de la habitación en la que va a instalar el suelo. Algunas maderas son más duras y resultan convenientes para zonas de mucho tránsito.

Dureza/durabilidad

En general, cuanto más duro es el suelo mejor resiste al desgaste. La dureza de las distintas especies se mide con el ensayo Brinell.

Color

Los suelos de madera pueden tener una amplia gama de colores, desde los casi blancos a los ébano intenso, con bellos matices intermedios. Se pueden conseguir efectos únicos con distintos acabados. Literalmente, las opciones son infinitas.

Especies

Los suelos de madera auténtica se fabrican con más de 50 especies diferentes, de distintos colores, modelos y precios.